Meditaciones

Descendiente de una familia de origen hispánico, Marco Aurelio nació en Roma en el año 121 de nuestra era y, tras ser adoptado por Antonino Pío, lo sucedió como emperador, cargo que ocupó desde el año 161 hasta su muerte en 180. Su reinado, que ocupa la época de máxima extensión de Roma, estuvo marcado por las numerosas y dilatadas guerras que mantuvo contra los pueblos que habitaban en los límites del Imperio, sobre todo frente al Danubio. El último de los grandes emperadores Antoninos hubo de demostrar repetidamente entereza y valor a lo largo de estos veinte años; se comportó siempre como un filósofo estoico y un digno romano.











eXTReMe Tracker