Recomendaciones de Libros y Biblioteca Online

    

Reseña de El pacificador de planetas

Estaba harto de comidas precocinadas o en conserva. Por dicha razón, Robur Zanda se dijo que ya era hora de tomar una comida en condiciones.La situación de Robur no era buena, pero sabía acomodarse a las circunstancias. Puesto que la irritación y las maldiciones, y mucho menos la depresión y el pesimismo no iban a remediarle nada, decidió ver las cosas con filosofía y adaptarse a su nueva situación, de momento, nada halagüeña.Su nave, en realidad un astrobote salvavidas, yacía en el suelo, a poca distancia. El combustible principal se había consumido y sólo quedaban aptas para funcionar las baterías auxiliares. Pero había sido privado de todo medio de comunicación, de modo que no podía lanzar el S.O.S, espacial que habría permitido a alguien venir en su ayuda.Ciertamente, el astrobote contenía todo lo necesario para una situación de emergencia. Pero los amotinados habían obrado con demasiada cautela, aunque no sin cierta cortesía.

Descargar El pacificador de planetas PDF

Obtener gratis libro Kindle para tu teléfonoVer ofertas en Amazon

Planetalibro Store