Stephen King

La zona muerta

Idioma: Espa√Īol

Rese√Īa de La zona muerta

Le hab√≠a bastado con tocar al m√©dico para saberlo: hab√≠a pasado m√°s de cuatro a√Īos en coma. Y se horroriz√≥. Se horroriz√≥ por los cuatro a√Īos perdidos, pero sobre todo por saberlo. Porque un simple apret√≥n de manos era suficiente. Sab√≠a. Sab√≠a a distancia y por anticipado. Supo que arder√≠a el restaurante. Supo qui√©n era el escurridizo asesino. Y sab√≠a tantas cosas? ¬°No era justo! ¬°No lo era! La jaqueca le martirizaba y parec√≠a que la cabeza le fuera a estallar. Adem√°s, quienes quer√≠an saber luego le rehu√≠an como si fuera un monstruo. Y la tortura de saber segu√≠a implacable, y el rechazo, y la publicidad, y el horror de tomar una decisi√≥n, y s√≥lo con pensarlo la cabeza le dol√≠a atrozmente.Aquel hombre no s√≥lo era inicuo, sino que iba a convertirse en presidente de los Estados Unidos e iba a hacer saltar el planeta en pedazos. Y √©l lo sab√≠a. LO SAB√ćA. Ten√≠a que matarlo. ¬ŅTen√≠a que hacerlo? ¬ŅPor qu√©? ¬ŅPor qu√© el horror de saber? Pero los dados estaban echados: no pod√≠a llevar su conocimiento a la zona muerta para convertirse en un ciudadano vulgar, tan vulgar como su nombre, John Smith.


Obtener gratis libro Kindle para tu teléfono Obtener este audiolibro gratis en AudibleComprar libro en Amazon

PlanetaLibro.net

En 10 a√Īos regalamos 50 millones de libros a 10 millones de personas de todo el Mundo!
Es nuestro grano de arena para mejorarlo.

Descargar de Google Play
Síguenos en Facebook
eXTReMe Tracker