Bibliotecario ChatGPT:
Idioma: Espa√Īol | Vistas:54


Ver todas las rese√Īas
tapa de

Rese√Īa de El largo camino del miedo

Cuando, en junio de 1941, Hitler dio luz verde a su provecto ?Barbarrosa', la m√°s potente m√°quina de guerra de todos los tiempos inici√≥ la invasi√≥n de la Rusia sovi√©tica.Desde el primer momento, los resultados parecieron demostrar, una vez m√°s, la genialidad militar del F√ľhrer del Tercer Reich. Una vez m√°s, la 'guerra rel√°mpago? se encendi√≥ en las llanuras del Este de Europa, y los tanques avanzaron velozmente hacia el coraz√≥n del pa√≠s de los bolcheviques.En las calles de Berl√≠n, como en las de todas las ciudades alemanas, un fren√©tico gent√≠o alzaba el brazo y gritaba hasta enronquecer: ??SIEG! SIEG! SIEG!' Este grito de victoria parec√≠a justificado.Pero cuando los fr√≠os del invierno pintaron de blanco el paisaje, despu√©s de la victoria de Kiev cuando los tanques apuntaban ya hacia Mosc√ļ, la poderosa m√°quina germana empez√≥ a frenar su vertiginoso impulso del comienzo de la campa√Īa:¬ŅQu√© ocurr√≠a?Alrededor de Hitler, sus m√°s √≠ntimos colaboradores segu√≠an afirmando que el Ej√©rcito Rojo carec√≠a de esp√≠ritu combativo, que sus cuadros estaban minados por un antisovietismo y que en el coraz√≥n de la mayor√≠a de los soldados rusos alentaba un incoercible odio al r√©gimen y a StalinBruscamente, frente al poderoso Ej√©rcito del Reich, los rusos lanzaron su formidable ofensiva.El mundo, incr√©dulo, vio entonces a los vencedores de cien batallas replegarse lo m√°s velozmente posible, abandonando sobre el helado terreno hombres y material.En el Cuartel General, Hitler, fren√©tico, sufr√≠a una de sus primeras 'c√≥leras enloquecidas'. ¬ŅC√≥mo pod√≠a ser posible que un Ej√©rcito de miserables harapientos, de ignorantes, de esclavos que combat√≠an bajo la amenaza de la pistola de los comisarios pol√≠ticos pudiese hacer frente a la Wehrmacht?La rabia de F√ľhrer recay√≥ sobre generales, coroneles, comandantes. Su aniversi√≥n hacia los altos cargos del Ej√©rcito se hizo patente, y las destituciones fulminantes cayeron como granizo sobre las unidades que se retiraban.Mientras, hombres helados, hambrientos, insuficientemente vestidos, ya que Hitler esperaba penetrar en Mosc√ļ en Navidad, retroced√≠an a trav√©s de la llanura helada...Mil veces m√°s horrible que la retirada de las fuerzas de Napole√≥n, el repliegue de la Wermacht constituy√≥ la m√°s alucinante, la m√°s triste de las aventuras b√©licas, de nuestro tiempo.


Obtener gratis libro Kindle para tu teléfono Obtener este audiolibro gratis en AudibleComprar libro en Amazon

PlanetaLibro.net
-Tienes que tener una app para leer códigos QR en tu dispositivo.
-Si no tienes una desc√°rgala gratis desde Android o iTunes
-Lee el código QR con tu dispositivo.
-Elige navegar la p√°gina.
-Listo!

En 10 a√Īos regalamos 50 millones de libros a 10 millones de personas de todo el Mundo!
Es nuestro grano de arena para mejorarlo.

Descargar de Google Play
Síguenos en Facebook
eXTReMe Tracker